Educación socioemocional: ¿qué es, su importancia y cómo funciona?

20/06/2022
Kumon América del Sur
Compartir:


Enseñar de forma socioemocional es adoptar un sistema en el que los niños aprenden, además del contenido curricular, a desarrollar la inteligencia socioemocional, combinando conocimiento con actitudes y competencias socioemocionales.


 

Cuando el niño comprende sus propias emociones, reconoce la importancia de su papel en el aprendizaje. Eso lo convierte en una persona más responsable, autónoma y comprensiva de las reglas sociales, capaz de relacionarse mejor con los amigos, profesores y padres.

 

Para saber qué son las competencias socioemocionales y cómo funcionan, sigue leyendo. Seleccionamos algunos consejos y ejemplos de actividades socioemocionales que puedes empezar a aplicar hoy mismo en tu casa para desarrollar la educación socioemocional.

 

¡El futuro de tu hijo te lo agradece!

 

Conoce cómo el método Kumon trabaja la autoestima de tu hijo.

 

 ¿Qué es la educación socioemocional?

Educación socioemocional es un enfoque del currículo escolar que se basa en el desarrollo de la capacidad del alumno de reconocer y reflexionar sobre sus propias emociones, relacionarse bien con los demás y ejercer la empatía. Se trata de una herramienta importante para la convivencia escolar y en sociedad del niño.

 

Cada vez más, existe un consenso entre los educadores de que es necesario entender el proceso educativo de manera más amplia, y no solo como la transmisión de contenidos.


Es necesario ver al niño en su totalidad.


Los estudios y las tareas de casa ya no se consideran suficientes para preparar completamente a los estudiantes para los desafíos que enfrentarán con el tiempo.

 

En otras palabras: junto al proyecto pedagógico tradicional, es necesario desarrollar ejemplos de actividades socioemocionales que puedan transformar la vida de los alumnos por medio de la educación.

 

¿Cuál es la importancia de la educación socioemocional?

Los hábitos creados en la infancia y los acontecimientos de ese período interfieren directamente en las actitudes y elecciones a lo largo de la vida adulta.

 

Es necesario saber trabajar con los conflictos y las diferencias, ser responsable, resolver problemas, relacionarse bien con los demás.

 

Estas habilidades socioemocionales también tienen que ver con la carrera profesional. El mercado de hoy y del futuro va mucho más allá del conocimiento técnico, buscando profesionales que tengan soft skills.

 

Por lo tanto, se vuelve extremadamente importante, especialmente durante la primera infancia, ofrecer apoyo socioemocional al niño y enseñarle cómo trabajar con las emociones.

 

Comprender la importancia de la educación socioemocional y aplicarla correctamente exige cambios culturales y comprensión de la vida tanto de los padres como de los educadores.

 

Al fin y al cabo, ellos son los máximos responsables por enseñar esta metodología a sus hijos y alumnos.

 

¿Cómo se puede desarrollar la educación socioemocional en el ámbito escolar?

Así como las habilidades cognitivas y el contenido curricular, también es necesario trabajar las competencias socioemocionales.

 

Esta preparación también se desarrolla en la escuela. Por medio de actividades estructuradas y juegos educativos, los alumnos aprenden a controlar las emociones, buscar objetivos, tomar decisiones y trabajar con las frustraciones.

 

Algunos ejemplos de actividades socioemocionales que se pueden realizar:

 

  • Cada vez que el niño necesite usar competencias socioemocionales, puede hacer un relato en un diario de las emociones, contando cómo fueron los resultados.
  • Estimula seminarios y debates, para aumentar la confianza al interactuar en grupo.
  • La música y las artes son una forma de expresar sentimientos y emociones y de conocerse mejor. Además, son actividades inclusivas y democráticas que fomentan el respeto a las diferencias.
  • Aprovecha libros e historias para hablar sobre las emociones de los personajes, y cómo manejaron situaciones en las que se necesitaban habilidades socioemocionales.
  • Delega pequeñas responsabilidades, como hacer su propia cama, retirar los platos de la mesa o poner la ropa sucia en el cesto. Al hacer esto, los niños se ven como parte de un grupo, lo que es importante en todos los aspectos, desde la escuela hasta las relaciones.
  • Presenta diferentes culturas y costumbres. Este hábito fomenta el respeto por las diferencias, la tolerancia y la inclusión.
  • Haz un tablero de las emociones, con el que el niño pueda identificarse y expresarse.
  • Fomenta trabajos en grupo como forma de ejercitar la relación con los demás, la autogestión, la apertura hacia lo nuevo, la empatía, la cooperación y la habilidad de trabajar con conflictos.

 

Cuanto antes empiece el niño, mejor. Según un estudio publicado por American Publish Health Association, trabajar la educación socioemocional en el jardín de infantes genera resultados hasta los 25 años.

 

Se pueden ver tanto en el ámbito académico, como la conquista de una plaza en la universidad o graduarse en un curso universitario, como en el ámbito profesional, representando mayores posibilidades de ocupar un buen puesto, por ejemplo.

 

¿Cuáles son las competencias socioemocionales?

Las competencias socioemocionales pertenecen a un conjunto de habilidades utilizadas para trabajar con las propias emociones. Se utilizan en todas las etapas de la vida, todos los días, en todas las situaciones – conocer, convivir, trabajar y ser.

 

Algunas líneas de estudios las dividen en dominios: 

  • Relación con los demás
  • Autogestión
  • Amabilidad
  • Inteligencia socioemocional
  • Apertura hacia lo nuevo
  • Conciencia social
  • Toma de decisiones

 

Cada dominio, a su vez, tiene una serie de competencias derivadas: 

  • Tolerancia al estrés
  • Tolerancia a la frustración
  • Confianza en uno mismo
  • Empatía
  • Respeto
  • Confianza
  • Determinación
  • Organización
  • Enfoque
  • Persistencia
  • Responsabilidad
  • Iniciativa social
  • Asertividad
  • Entusiasmo

 

A continuación, vamos a explicar con más detalle en qué consiste cada uno de estos dominios.

 

Relación con los demás 




Relacionarse con otras personas significa saber escuchar, pero también expresar sus ideas con claridad y objetividad.

 

Se trata de la capacidad de cooperar y ayudar cuando sea necesario, resistir a comportamientos inapropiados y utilizar el respeto como principal herramienta para evitar o solucionar conflictos.

 

Autogestión 

Este dominio se refiere a la organización. Hacer una buena autogestión es saber trazar objetivos y estrategias para alcanzarlos, fijar metas, y controlar impulsos.

 

Todo eso se refleja en buenas elecciones personales, sociales y profesionales.

 

Amabilidad 

Ser amable, desde el punto de vista socioemocional, es saber cooperar, sin ser egoísta, con compasión, respeto y tolerancia.

 

La amabilidad bien desarrollada inspira confianza, promueve el diálogo y actúa en la resolución de conflictos.

 

Inteligencia emocional 

Todas las personas, en algún momento, experimentan sentimientos como ansiedad, rabia o miedo. Sin embargo, la forma como cada una los trata es lo que define su inteligencia socioemocional.

 

La persona que sabe qué son las competencias socioemocionales y utiliza su inteligencia en este sentido, logra aprender con las adversidades y trabajar con sentimientos y situaciones complejas de forma saludable, sin que esto debilite su confianza.

 

Apertura hacia lo nuevo 

Este dominio implica la motivación y la apertura al mundo exterior, y la disposición de cada individuo a aceptar nuevas ideas y puntos de vista.

 

Esta habilidad socioemocional se manifiesta en la curiosidad y en las ganas de saber más, buscando mantenerse al día con las nuevas tendencias culturales, estéticas e intelectuales.

 

Los que están abiertos hacia lo nuevo son imaginativos y se sienten felices por poder experimentar y aprender cosas nuevas.

 

Conciencia social 

Tener una conciencia social bien desarrollada significa saber ponerse en el lugar del otro, ejercitando la empatía, el respeto por las diferencias y la valoración de la diversidad.

 

Toma de decisiones 

Tomar decisiones, según el aspecto socioemocional, implica hacer elecciones personales responsables y cultivar interacciones sociales sanas, siguiendo la ética y el respeto por las normas y la sociedad.

 

5 consejos para desarrollar la educación socioemocional en casa 

A pesar de estar muy enfocadas en el proceso pedagógico, las actividades socioemocionales necesitan – ¡y mucho! – la ayuda de los padres.

 

Motivar al niño a trabajar con las emociones significa enseñarle a ser más empático, amable, comprensivo y menos egoísta. Como las emociones se desarrollan a lo largo de la vida, lo ideal es empezar cuanto antes.

 

¿Qué tal empezar por estos consejos?

 

1. Motiva al niño a hablar sobre sus sentimientos y a reflexionar sobre sus emociones 

Niños emocionalmente preparados tienen menos rabietas y manejan mejor las situaciones. Si antes, por ejemplo, cuando se frustraba se tiraba al suelo, con un buen desarrollo socioemocional aprende a demostrar este sentimiento de otras formas.

 

2. No respondas con rabia, críticas o amenazas 

Cuando el niño está en un ambiente seguro y tranquilo, desarrolla mejor las emociones. La empatía y el cariño son comandos para ayudar a tu hijo a tener más confianza y estabilidad emocional.

 

3. Da el ejemplo 


 

Las actitudes de los padres son la mayor fuente de aprendizaje socioemocional de los niños. Si eres impaciente, por ejemplo, la tendencia es que el niño refleje este comportamiento y actúe de la misma manera.

 

4. Enseña la autogestión 

La autogestión trabaja con el control sobre su propio comportamiento. Para desarrollar este aspecto socioemocional, involucra a tu hijo en la creación de las reglas por medio de acuerdos y fomenta el raciocinio lógico.

 

También puedes crear, junto con él, un guion de estudios para promover la organización y la definición de metas.

 

5. Fomenta la toma de decisiones 

Evidentemente un niño aún no tiene la experiencia necesaria para tomar innúmeras decisiones. Pero puedes comenzar a trabajar en esto con el aprendizaje de la reflexión sobre las elecciones que hace.

 

Establece tus propios parámetros, en los cuales cualquier decisión que él tome será adecuada, y ofrécele la posibilidad de elegir. Ofrece alternativas como:

 

  • ¿Qué abrigo entre estas dos opciones te gustaría llevar hoy?
  • ¿Prefieres cepillarte los dientes después de cenar o antes de acostarte?
  • Para la merienda de hoy, ¿quieres una manzana o una banana?

 

¿Cómo trabajar las competencias socioemocionales en momentos de crisis?

La pandemia de Covid-19 fue (y sigue siendo) uno de los momentos más difíciles por los que ha pasado la gente en los últimos tiempos.

 

Así como los adultos, los niños sintieron el peso de las medidas de contención implementadas para detener la propagación del virus.

 

No ir a la escuela, alejarse de los amigos y vivir en una rutina totalmente nueva e inesperada trajo enormes desafíos en el campo socioemocional.

 

Para manejar el aislamiento social, el miedo, la ansiedad y la adaptación a las nuevas rutinas, es necesario un conjunto de innúmeras habilidades socioemocionales bien desarrolladas:

 

  • Empatía
  • Resiliencia
  • Enfoque
  • Responsabilidad
  • Autogestión
  • Conciencia social
  • Apertura hacia lo nuevo
  • Inteligencia socioemocional

 

Bastante para un niño, ¿no es cierto?

 

Por ese motivo, en momentos de crisis como este de la pandemia, es necesario trabajar aún más las competencias socioemocionales. Y eso no se aplica solamente a los niños.

 

En primer lugar, debemos aprender a reconocer qué tipo de situación o estímulo nos afecta y estresa. Puede ser el miedo a perder a un ser querido, a quedarse sin trabajo o a perder el año escolar.

 

A partir de ahí, podemos adoptar estrategias y ejemplos de actividades socioemocionales que actúen como protección para volver al equilibrio mental luego de pasar por estas situaciones desafiadoras. A algunas personas les gusta escuchar música, hacer ejercicios, pintar o escribir.

 

Si todavía no has encontrado una actividad que te ayude en este momento, puedes seguir estos 4 pasos cuando sientas mucha ansiedad:

 

  1. Busca un lugar tranquilo, sin ruido ni gente.
  2. Respira profundo y despacio, aumentando el tiempo de exhalación.
  3. Recuerda que la ansiedad pasará.
  4. Cambia el enfoque de atención. Concéntrate en identificar, a tu alrededor, 5 colores diferentes, 4 texturas que puedas tocar, 3 sonidos que puedas escuchar, 2 olores que te llamen la atención y 1 cosa que puedas saborear.

 

Otras acciones positivas para comenzar hoy mismo:

 

  • Motiva a tu hijo a hacer muecas para demostrar rabia, felicidad y tristeza. Eso lo ayudará a comprender las emociones y representarlas cuando lo necesite.
  • Motiva al niño a estar entre sus compañeros e interactuar con ellos.
  • Enséñale a tu hijo a reflexionar sobre los problemas y buscar soluciones.
  • Explica la importancia de confiar en los padres y buscar ayuda cuando sea necesario.
  • Elogia las pequeñas conquistas y trabaja la autoestima.
  • Establece reglas y límites de forma clara y enséñale cómo trabajar con las frustraciones.


¿Sabías que Kumon desarrolla las competencias socioemocionales? Visita una unidad para obtener más información.

 

Conclusión 

En la publicación de hoy aprendiste qué son las competencias socioemocionales: innúmeras habilidades que van más allá del contenido curricular, relacionadas con el campo socioemocional.

 

Así como los conocimientos académicos adquiridos en la escuela, ellas también tienen un papel fundamental en el futuro de tu hijo, contribuyendo a la formación de un ciudadano más equilibrado y seguro, incluso en momentos de crisis.

 

Más que desarrollarse en el ámbito académico, la educación que considera el aspecto socioemocional ayuda al niño a convertirse en un adulto preparado para insertarse más fácilmente en la sociedad y contribuir a un mundo mejor, de forma más empática y equilibrada.

 

Y lo mejor: estas habilidades se pueden desarrollar en casa, con la ayuda de la familia. ¿Qué tal empezar hoy, entonces, a trabajar el lado socioemocional de la educación de tu hijo?



Tags: kumon

Artículos relacionados